viernes, 31 de agosto de 2012

viernes, 24 de agosto de 2012



Es bueno saber que lo más importante que puedes llegar a tener en la vida, no lo tienes que comprar.

jueves, 23 de agosto de 2012

martes, 21 de agosto de 2012

La fuerza de la mujer está en su debilidad.



-C: Un chico guapo como tú debe tener una chica especial, venga, ¿Cómo se llama?
-P: Bueno hay una chica, llevo enamorado de ella desde que tengo uso de la razón, pero estoy bastante seguro de que ella no sabía nada de mí hasta la cosecha.
-C: ¿Tiene a otro?
-P: No lo sé, aunque le gusta a muchos chicos.
-C: entonces te diré lo que tienes que hacer: "Gana y vuelve a casa". Así no podrá rechazarte, ¿eh?
-P: Creo que no funcionaría. Ganar... no me ayudaría en mi caso.
-C: ¿por qué no?
-P: Porque... porque ella está aquí conmigo.


-Petta: Entonces ¿Qué pasará cuando volvamos?
-Katniss: No lo sé. Supongo que tratar de olvidar.
-Peeta: Pero el detalle está en que yo no quiero olvidar.

sábado, 18 de agosto de 2012



Si le dejas escapar morirás, y la muerte del corazón es la más horrible que existe.

todo sería distinto si valoraramos las cosas por lo que son, no por quién las hace



Lo bonito de un amor platónico es que te enseña a apreciar los pequeños detalles. Como el color de sus ojos cuando les da el sol o la forma en la que inclina el sillón donde te sientas para acercarse a ti, o cualquier pequeño detalle o su carácter al estar contigo. Sueñas que guarde tus fotos y que las mire cuando no estés. Un amor platónico es bonito, pero siempre te deja con ganas de más. Quieres que te abrace más, que te bese, que te moleste todo el día si hace falta, que te cante bajito al oído. Pero nunca pasa de una sonrisa, no es más que lo que tú quieres que sea. Lo que imaginas que hace, porque a lo mejor se está inclinando porque está más cómodo así o que esa sonrisa pícara no significa nada aparte de que le caes bien. Pero tú sueñas, tienes esperanzas de que te llame, que vaya a visitarte. Y eso es lo más importante y bonito del mundo, los sueños y la esperanza. Aunque luego todo sean ilusiones.

lunes, 13 de agosto de 2012



Tienes que aprender a ser feliz por ti mismo, por mi parte no quiero estar con alguien que depende de mí para ser feliz, y me culpe si no lo es.


sábado, 4 de agosto de 2012

diferente..


Yo no soy de esas, no me visto de la mejor manera que podría, no me saco partido lo sé, pero tampoco me hace falta ir enseñando 1/4 parte de mis nalgas, para tener un tío babeando detrás de mi, no me preocupa la verdad, si tengo que tener a alguno detrás de mi,no será por eso. Soy de las que por más que me echen rasques y charlas mis amigas sobre mi "estilo" me costará adaptarme a los cambios, pero tarde o temprano los habrá.
No soy dificil de consolar; con un par de abrazos y otro par de palabras, me tendrás sonriendo de nuevo, y volviendo a la carga a la rutina de siempre. Soy una pequeña persona y nunca mejor dicho, a la cual le queda un mundo mil veces más grande que ella, por descubrir. Tengo defectos de sobra, pero un par de virtudes que le hacen una dura competencia a esos defectos. Podrías restregarme los mil quinientos fallos que tengo, los mil en los que lo doy todo por perdido, y los quiniento restantes en los que ni siquiera sé como actuar, pero es algo que nunca he podido evitar.
Soy de las que una sonrisa podría alegrarles el día, o de las que despues de un par de pasos, dan por terminado el baile.
Monótona,profesional en decir estupideces, risueña entre otras, irritante en ocasiones, atrevida, no tanto, pero a veces me es una buena opción, y loca por término general.
Soy de las que adoran sentirse bien, pero si alguien a mi alrededor está mal, haré lo necesario para que vuelva a reir. Estable, mientras todo el mundo continúe con sus propias rutinas, y dejen en paz las mias. De las que se esfuerzan, tanto aunque no lo crean, que llegan a un punto  de darse por vencidas hasta sacar un mínimo esfuerzo de más... de las que en ciertos momentos necesitan acudir a su pequeña debilidad, a su confidente por así decirlo, para desahogarse de todo lo ocurrido durante el tiempo que lleven sin verse o sin hablar. Puedo hacer quinientas  muecas con una cámara delante pero sólo si estoy sola, y de esas quinientas, puede que sólo una logre convencerme.
De aquellas que consideran que el amor puede con todo, y espera a que llegue alguien que robe todos los relojes y empiece a perder el tiempo conmigo. Y sí, podeis llamarme estúpida, pero las cosas pequeñas son las que me hacen más feliz.


viernes, 3 de agosto de 2012

Dame un motivo por el que seguirte.



Nos quedaremos ahí como estatuas de diferentes ciudades. Ambos guerreros de la misma guerra. Ambos vencedores de nuestros territorios. Ambos amadores del otro. Ambos unidos hasta el final.

me enfrento al miedo, para vivir un final feliz


 Momentos llenos de sonrisas, momentos llenos de lágrimas, momentos en los que quieres desaparecer y momentos en los que deseas que ese instante dure para siempre. ¿Qué sería de la vida si no tuviera estas subidas y bajas de emociones? Yo tengo una respuesta:
Si no tuviesemos esas subidas y bajadas constantes, no apreciaríamos la felicidad en los pequeños detalles,en los pequeños gestos de quienes nos aprecian, porque simplemente no conoceríamos a la tristeza, ni el extrañar que alguien venga y te abrace o te diga que te quiere. No aprovecharíamos los buenos momentos, porque entonces, sabríamos que siempre iban a estar ahí, que nunca se iban a acabar. No valoraríamos los pequeños detalles, ya que nuestras vidas estarían llenas de ellos, no sabríamos que significa la tristeza, ni la felicidad plena, no sabríamos que se siente al faltarte algo. Tendríamos todo y no valoraríamos nada. ¿De verdad merecería la pena vivir una vida sin emociones? Si nos paramos a pensarlo, no creo que merezca la pena.