lunes, 23 de diciembre de 2013


Algún día las ganas serán más fuertes que el miedo y las cosas nos  irán mejor. 

Ojalá entendieses que hay tormentas que no calan, pero que hacen temblar. Que hay falsas esperanzas que siguen manteniéndonos vivos. 

domingo, 17 de noviembre de 2013


Ojalá la distancia no fuese una excusa, ni la soledad calase tanto, ni el silencio hablase tan a menudo, ni las noches lo apagasen todo.
Sé echar de menos. Ojalá vosotros no tengáis que aprender eso. Si no sabéis echar de menos es buena señal. Tenéis a quien queréis; y eso sería lo mejor que os podría pasar. Aunque luego casi siempre nos dan por culo en eso del amor y la amistad.

viernes, 1 de noviembre de 2013


¿Cómo se siente la depresión? – Preguntó.

+Es como ahogarse. Pero puedes ver como todos a tu alrededor respiran.

sábado, 5 de octubre de 2013


Pero si alguna vez sientes la necesidad de compartir heridas y llorar a carcajadas, y tenerle miedo a esta vida que nos mata, si nos toca llorar de a dos para justificar tanta alegría inadecuada, lo haremos sin pudor, pequeña, hasta inundar el colchón de sal inesperada.

No podemos pretender tenerlo todo claro desde el comienzo. Somos bestias, y entrar en el corazón de alguien conlleva aprender a respirar un-poco-más-lento.
Blackv0dka

viernes, 20 de septiembre de 2013


A veces te rompen, pero no del todo. Ni siquiera tienen ese detalle. Te dejan así, a medio destruir, como unas ruinas que aún se sostienen.

lunes, 2 de septiembre de 2013


Lo fácil es todo aquello que se asimila tal cual; sin vueltas ni rodeos. Son heridas que te dejas hacer por cobardía, son trenes que no coges por pereza y por consecuencia, es ser un completo gilipollas.


Le quiero de regreso tanto que… dejo la puerta sin cerrar

martes, 27 de agosto de 2013


Para mí lo difícil no ha sido volar a tu lado, lo más complicado viene cuando después de saber que podíamos volar, me has aterrizado.

martes, 30 de julio de 2013


Ella no te abraza. Ella te arroja a sus brazos. Y tampoco te besa. En todo caso, te arroja a sus labios. A ella no le expliques lo que es volver, porque ella siempre va.
No le hace falta que lo entiendas. 
Ni que lo comprendas.
Ni tan siquiera que lo compartas.
Ella no espera nada de ti. No desesperes nada de ella. Porque ella jamás se apunta. En todo caso se enrola. Se embarca. Se lía.
No le pidas medias tintas, porque fue ella quien se bebió el tintero.
No le sigas la corriente, porque acabarás luchando sólo contra las dos.
Y cuanto más te acostumbres peor será el olvido.
Ella no camina. Ella mueve el mundo con sus pies.
Y cuando lo hace o te apartas, o te aplasta.
Huye del compromiso porque sabe comprometerse. Huye de las cadenas porque sabe como encadenarse. Y huye de lo que le persigue porque prefiere perseguir lo que le rehúye.
Si la respuesta es ella cualquiera podría haber sido la pregunta. Y si ella fuera la pregunta, respondas lo que respondas, te equivocas.

Ella no es modelo porque modelo es algo que puede imitarse.

lunes, 22 de julio de 2013

« estoy hasta los cojones de echar de menos, ¿y a mí quién me echa de menos? a mí siempre me echan de más».
El problema es que aprendimos a quedarnos incluso después de tener suficientes motivos para irnos.

sábado, 29 de junio de 2013


Es algo así como un “llegará” constante, pero que nunca llega. Por eso escribimos a veces, ya que lo que no tenemos, nos ahoga el doble de lo que tenemos siempre.

viernes, 28 de junio de 2013


A veces las cosas buenas no tienen por qué hacernos felices. A veces tan sólo nos hacen olvidar que no lo somos.

martes, 18 de junio de 2013

 'y un día cuando pienses en ella, te darás cuenta de que la necesitas y no se pirará como tú hiciste.'

domingo, 9 de junio de 2013



Si las cosas van bien, disfrútalas, no van a durar para siempre; y si las cosas van mal, tranquilo, no van a durar para siempre tampoco.

viernes, 24 de mayo de 2013



Entre lo poco que sé de la vida, también te diré, que nada de todo esto vale la pena sin alguien que te haga ser incoherente. Ni flores, ni velas, ni luz de luna. Alguien que llegue, te empuje a hacer cosas de las que jamás te creíste capaz y que arrase de un plumazo con tus principios, tus valores, tus “yo nunca”, tus “yo que va”.